APPU se moviliza a Fortaleza a solicitar del Gobernador de PR detener los recortes a la UPR y asegurar su permanencia

 

El pasado miércoles 13 de febrero, el Presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), Javier Córdova Iturregui, entregó una carta abierta al Gobernador de Puerto Rico solicitando que devuelva a la Universidad de Puerto Rico los fondos públicos que le quitó y que enmiende el Plan Fiscal del Gobierno para detener los recortes al primer centro docente del país. El Dr. Córdova explicó que la reducción dramática de los fondos causó que desde mayo de 2017 la agencia acreditadora Middle States Commission on Higher Education (MSCHE) requiriera información a la UPR sobre su situación financiera y el impacto del plan de reestructuración propuesto por la Junta Fiscal. Finalmente, el 10 de enero de 2019, la MSCHE amenazó con quitarle la acreditación a la UPR a menos que demuestre que cuenta con los recursos financieros para cumplir su misión y tomará decisiones en su reunión de marzo de 2019.

Ante la gravedad de la situación, la APPU convocó a una seria de vigilias en defensa de la Universidad Pública con un doble propósito. Por un lado, alertar a la ciudadanía del grave peligro que significa perder la acreditación y la posibilidad real que amenaza de muerte al principal centro docente del país. Por otro lado, la vigilia, también es para reclamar al Gobernador de Puerto Rico que cumpla su deber ministerial y le restituya los fondos a la UPR en cumplimiento con la Ley 2 de 1966.  Es él quien tiene la principal responsabilidad de defender la Universidad pública y asegurar los recursos que garanticen su existencia.

El Dr. Córdova explicó que los dramáticos recortes impuestos a la Universidad de Puerto Rico por el Gobierno y por la Junta de Control Fiscal son la razón por la cual la Middle States ha colocado a nuestra Universidad pública a un paso de perder la acreditación. Perder la acreditación significa perder los fondos de becas y préstamos estudiantiles, los fondos de investigación, perder otras acreditaciones y eventualmente la desaparición de la Universidad pública; dejando sin futuro a miles de jóvenes y sin empleo a miles de trabajadores y trabajadoras. No podemos darnos el lujo de permitir que una nueva decisión adversa a la UPR acabe con el proyecto social más importante del país. La forma más segura y contundente de salir de este reto es la restitución de los fondos que se le han quitado a la Universidad.

El Presidente de la APPU hizo un llamado a los once rectores de la UPR a que asistan a la audiencia de la MSCHE en marzo de este año y presenten evidencia de que tienen el dinero para seguir operando. Esto requiere que el Gobernador haya restituido los fondos a la Universidad y así demostrar que su estabilidad financiera está asegurada. Córdova puntualizó que no hacerlo es darle la espalda a la UPR y tendrá graves consecuencias para el país.

La UPR es una universidad de excelencia probada que ha educado a cientos de miles de puertorriqueños y puertorriqueñas, desarrollado investigaciones de importancia mundial y que presta variedad de servicios al país a través de sus centros de prácticas, aseguró el Presidente de la APPU.

El Dr. Córdova concluyó haciendo una invitación a las familias de estudiantes universitarios de la UPR, así como a los egresados a sumarse todos los miércoles de 4:30 a 6:30 PM a las Vigilias: Unamos voces por la UPR para que el Gobernador de PR detenga los recortes y le asigne a la UPR los fondos que por Ley le corresponden y asegurar así su acreditación y permanencia para las futuras generaciones. Además, hizo un llamado a la ciudadanía a que exija a sus legisladores y alcaldes que defiendan los recintos universitarios y reclamen que se asigne el dinero a la UPR.