APPU rechaza proceso de Junta Gobierno UPR para seleccionar Presidente UPR y alerta a la comunidad la intención de adjudicar salario mayor a este cargo

La Junta Nacional de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios, APPU, rechaza el proceso establecido por la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (JGUPR) para reiniciar la selección de quien ocupará el cargo de la Presidencia de la UPR. Además alertan a la comunidad universitaria de la intención de la Junta de Gobierno de adjudicar un mayor salario a dicho funcionario.
 
Lida Orta Anés, Coordinadora de Organización de la APPU, reconoció que este proceso se lleva a cabo, justo cuando la UPR enfrenta su peor crisis en sus más de 100 años de historia. Señaló que el Sistema de la UPR es uno complejo y diverso por lo que su administración requiere un conocimiento extenso de su funcionamiento.
 
Señaló la Prof. Orta Anés, que quien ocupe el cargo de la Presidencia de la UPR debe conocer a fondo y honrar la misión, filosofía y política pública de la Institución y su función en el desarrollo económico y social de la sociedad puertorriqueña.
 
Debe profesar valores democráticos que vayan en sintonía con la democracia participativa a la que aspira la comunidad universitaria y el pueblo en general. Debe además comprender, defender, y con ello contribuir a fortalecer la Universidad que por décadas hemos construido los universitarios. Estas ideas no son originales de la APPU, son valores y cualidades universales identificadas una y otra vez como los requisitos mínimos de una persona que aspire a dirigir una institución universitaria.
 
¿Tienen los/as candidato/as a presidir la UPR estas cualidades? No lo sabemos, dado que las razones para reiniciar el proceso de consulta para seleccionar a un/a nuevo/a Presidente/a de la UPR aparentan tener el objetivo de que sea externo a la comunidad universitaria del País.
 
Expresó la Profesora Orta Anés, que el proceso de selección y entrevistas de estos candidatos se dio a espaldas de una participación real de la comunidad universitaria. Más aún, se secuestraron los procesos de entrevistas, y vistas públicas de los Senados Académicos limitando su participación (los que la asumieron) a la evaluación de los Curriculum Vitae de estos candidatos. Vemos con gran preocupación la aparente complicidad y descaro de la Junta de Gobierno de la UPR de “escoger” y eliminar procesos reglamentarios de participación de la comunidad universitaria.
 
La APPU rechaza el proceso establecido por la Junta de Gobierno con la aparente intención de amañarlo y nombrar un Presidente que desconozca o ignore la cultura administrativa, académica y la idiosincracia de nuestro Sistema Universitario.
 
Nos parece, expresó Orta Anés, que traer una persona extraña a la Universidad es parte del proyecto de desmantelar el Sistema de la UPR. Muy contrario a las razones expuestas de conseguir el “mejor talento” para dirigir la institución. La intención de desmantelar nuestro Sistema de Retiro, por ejemplo, o el cierre de recintos del Sistema, se hará mucho más fácil si quien está en las riendas de la Institución es una persona que no siente suyo el proyecto universitario de mayor importancia para el país. Los candidatos a la presidencia (locales o extranjeros) no presentan preocupación por el futuro de la Institución que aspiran a liderar.
Debemos recordar que la función más importante que debe tener este funcionario es la de proteger, fortalecer, conseguir y asegurar fondos para solventar la misión de la institución. No hemos visto esa capacidad en la administración interina y tampoco es evidente en los planes esbozados por lo/as candidato/as a la presidencia de la UPR.
 
Finalmente, alertamos a la comunidad universitaria, sobre un posible aumento al salario de quien sea seleccionado al puesto de Presidente. Ya estamos escuchando el discurso sobre que el salario de $120,000 anuales no es competitivo. Rechazamos que a pesar de la crisis institucional y la incertidumbre que vivimos, se intente adjudicar un salario similar al que ostentan funcionarios de esta administración como la Secretaria de Educación Julia Keleher, quien también es miembro de la Junta de Gobierno de la UPR, o Walter M. Higgins III, Director Ejecutivo de la AEE. De asignarse un aumento salarial a estos niveles, se estará afectando aún más la estabilidad y permanencia de la misión de la UPR.
 
APPU – Mayo 2018