Declaraciones, Resoluciones y Mociones Aprobadas en la Asamblea Nacional de Docentes

Asamblea Nacional de Docentes, Universidad de Puerto Rico

Celebrada en el Coliseo Municipal (Luis Raúl “Rolo” Colón) de Cayey, Puerto Rico
de mayo de 2017

Las seis organizaciones, asociaciones o colectivos convocantes fueron:
Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU) ·
Asociación de Docentes UPR Humacao (ADUPRH) ·
Asociación de Profesores del Recinto de Mayagüez (APRUM) ·
Colectivo de Docentes en Movimiento Solidario (DEMOS) ·
Profesores Autoconvocadxs en Resistencia Solidaria (PARES) ·
Profesores Transformándonos en Solidaridad Tornada Acción (PROTESTAmos).

Declaraciones, Resoluciones y Mociones Aprobadas

DECLARACIÓN CONJUNTA DE ORGANIZACIONES CONVOCANTES

La Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, convocada por organizaciones docentes del sistema y reunida el 5 de mayo de 2017, declara que:


Nos comprometemos a defender la educación universitaria pública y los DEMÁS servicios esenciales al país:

La educación superior QUE OFRECE LA UNIVERSIDAD de Puerto Rico, EL CONSERVATORIO DE MUSICA Y LA ESCUELA DE ARTES PLASTICAS no debe sacrificarse para pagar una deuda cuya legalidad es cuestionable, sino que debe contar con una asignación presupuestaria robusta y estable de parte del estado a fin de multiplicar la inversión que hacemos en ella. De igual forma, no podemos permitir que se recorten fondos para servicios esenciales al pueblo que comprometen su acceso a la salud, la vivienda, el agua, la energía, la educación y otros derechos humanos fundamentales. La Universidad de Puerto Rico, el Conservatorio de Música de Puerto Rico y la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico son una genuina promesa, un proyecto social, una inversión del pueblo de Puerto Rico en su futuro. Los fondos públicos que reciben estas instituciones no son subsidios ni subvenciones que se otorgan a raíz de algún tipo de carencia institucional. En su carácter no sectorial, la educación superior pública ha servido al pueblo de Puerto Rico porque ha convocado, reunido y forjado sentido crítico, visión de país y movilidad social por más de un siglo. La Universidad de Puerto Rico, el Conservatorio de Música de Puerto Rico y la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico han sido esenciales en la producción de lo mejor de las ciencias, las artes y las profesiones en el país. En este momento de gran peso histórico, su trayectoria las sitúa como motor fundamental para la transformación económica y social del país.
Nos pronunciamos a favor de la auditoría de la deuda y de la transparencia del gobierno en dicha auditoría:


La auditoría ciudadana de la deuda del gobierno de Puerto Rico es necesaria para:
aclarar cuentas con el pueblo de Puerto Rico;


adjudicar responsabilidades por el estado de deterioro económico y desasosiego social en el que lo han sumido nuestros gobernantes y sectores bancarios que han quedado impunes por demasiados años; y,


desmentir el argumento de que nuestro actual endeudamiento es inevitable y que nuestra única opción y destino es pagar la deuda. La auditoría ciudadana de la deuda es, además, un deber para con nuestras generaciones futuras, quienes han heredado un país que los expulsa, que los criminaliza en sus reclamos por justicia y que los empobrece económica y humanamente. los planes del gobierno de que sea el pueblo quien pague con recortes a sus servicios esenciales (pensiones, salarios, beneficios, etc.) y exigimos participación de las y los universitarios en la auditoría ciudadana de la deuda.


Nos comprometemos a trabajar por una verdadera reforma universitaria basada en debates universitarios y multisectoriales y no en agendas político-partidistas: El cuerpo docente de la UPR reconoce que ya es tiempo de hacer una reforma integral a la Ley de la Universidad de Puerto Rico (Ley Núm. 1 del 20 de enero de 1966, según enmendada), reclamo que hemos articulado y encaminado por décadas, pero se ha visto frustrado por los vaivenes político-partidistas que imperan en nuestra sociedad. Rechazamos, por tanto, los intentos de la Legislatura y de otros sectores del gobierno de Puerto Rico de imponer una reforma universitaria que priva a los y las universitarias de participación real en la elaboración de la misma. En cambio, exigimos y nos comprometemos a diseñar y proponer un proyecto de reforma universitaria que surja del seno mismo de nuestra comunidad, con amplia participación democrática, y que incluya a otros sectores de la sociedad civil interesados y comprometidos con una educación pública de calidad y accesible a los sectores menos privilegiados de nuestro país.


Nos pronunciamos a favor de la justicia laboral en la UPR y en el país y que se reconozca el derecho a la negociación colectiva a las y los docentes del sistema de educación superior de Puerto Rico:


Las medidas recientes aprobadas por el Gobierno de Puerto Rico provocarán un deterioro marcado en el nivel de vida de trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado. El proyecto 938, ya convertido en ley, provee el marco legal para implementar el Plan Fiscal del Gobierno y de la Junta de Control Fiscal. Esta ley elimina derechos adquiridos que por décadas fueron parte de convenios colectivos negociados entre patronos y trabajadores. La UPR ha sufrido recortes desde hace más de una década que han impactado las condiciones de trabajo de las y los empleados universitarios. Los recortes planteados ahora por la JCF y el Gobierno ponen en riesgo la existencia misma de algunos de los recintos universitarios, empleos, el plan médico y el sistema de retiro. De igual forma, los docentes universitarios sin plaza corren el riesgo, al igual que miles de empleados del gobierno, de perder sus empleos si no se les renuevan sus contratos ni se les garantiza la oportunidad de aspirar a plazas. Más aún, el congelamiento y la eliminación de plazas socavan nuestra capacidad de reclutar talento capaz de asegurar el éxito de nuestra misión universitaria. Todo esto afectará negativamente los servicios que ofrece la UPR a los estudiantes y al país.

Moción
La Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, convocada por organizaciones docentes del sistema y reunida el 5 de mayo de 2017 expresan su apoyo, solidaridad y agradecimiento a los y las estudiantes de la Universidad de Puerto Rico, del Conservatorio de Música y de la Escuela de Artes Plásticas que están en un proceso de lucha huelgaria y en otras formas de defensa de la educación superior pública del país.

Moción 
La Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, convocada por organizaciones docentes del sistema y reunida el 5 de mayo de 2017 exige la eliminación inmediata de las Vice Presidencias de Asuntos Académicos, Asuntos Estudiantiles y la de Investigación y Tecnología de la Administración Central, junto a las oficinas asociadas a las mismas y que la Presidencia de la Universidad de Puerto Rico respete y defienda en todas sus acciones la autonomía académica de las unidades del sistema universitario.

Moción 
La Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, convocada por organizaciones docentes del sistema y reunida el 5 de mayo de 2017 exige que los y las rectoras no le radiquen cargos judiciales a estudiantes participando del proceso huelgario liderado por Movimiento Estudiantil en Defensa de la Educación Pública.

Moción 
Las asociaciones, colectivos, agrupaciones y docentes convocados en asamblea hoy 5 de mayo de 2017emplazan a la Junta de Gobierno a que, cumpliendo con sus deberes indelegables, proceda a intervenir en representación de la UPR en el proceso de quiebras ya iniciado bajo el Título III de PROMESA ante el tribunal federal, para impugnar el plan fiscal del gobierno y certificado por la JSF pues, además de reconocer una deuda de dudosa legalidad y que no ha sido auditada, su implantación supone el desmantelamiento de la universidad, imposibilitando que pueda cumplir con sus funciones y el cumplimiento de sus obligaciones ante sus acreedores.

Moción 
La asamblea de docentes de la UPR solicita a los rectores y rectoras de nuestro sistema que no se les radiquen cargos judiciales a los estudiantes que participen en la huelga.

 

Resolución en defensa de las plazas regulares, la calidad de enseñanza y la justicia laboral en la UPR

POR CUANTO: En años recientes, y especialmente a partir de las “Medidas Cautelares” de 2009, la UPR ha experimentado un alza vertiginosa en contrataciones temporeras (a tiempo parcial y completo) y en congelación de plazas regulares. Esta tendencia aún no ha sido investigada transversalmente. Sin embargo, de la investigación en proceso en el RUM y de la llevada a cabo en Río Piedras, se desprende que, entre otros: en solo tres años (2013-14 a 2015-16), el número de docentes sin plaza por cada estudiante regular equivalente subió un 131% en el RUM, mientras que, en Río Piedras, subió un 22.7% durante los últimos diez años. Asimismo, durante los últimos diez años, las y los docentes con plaza, relativo al número de estudiantes regulares equivalentes, se redujeron un 8% en el RUM y un 4.8% en Río Piedras.


POR CUANTO: Además de otros recortes asociados con las “Medidas Cautelares” y la robusta deuda de diversas agencias gubernamentales con la UPR por servicios prestados, la tendencia señalada constituye un recorte tácito adicional, aún no cuantificado, al presupuesto de la UPR.


POR CUANTO: Esta situación también supone un sangrado constante y creciente al Sistema de Retiro de la UPR, asunto que afecta a todas y todos los empleados del sistema. Por ejemplo, partiendo de la 2 premisa de que la matrícula de estudiantes permanece relativamente constante, o sufre solo una moderada reducción, y que la práctica discutida se estabiliza en sus proporciones actuales (esto es, se detiene, pero no se revierte), del presente al 2025, el Sistema de Retiro de la UPR podría perder aportaciones que ascienden a $580,000 del RUM y a $1.8 millones de Río Piedras. Si, por el contrario, la práctica continúa su tendencia reciente, el Sistema de Retiro perdería cerca de $3.5 millones del RUM y $2.7 millones de Río Piedras durante el mismo periodo.


POR CUANTO: Además de lo anterior, la tendencia señalada: (1) infringe la Ley y la reglamentación vigente en torno a los tipos de nombramiento en la UPR; (2) quebranta la propia misión de la UPR, así como su perfil democratizador y su rol esencial en el desarrollo de un mejor y más justo país; (3) constituye un caso dramático de injusticia laboral; (4) desincentiva la capacidad económica de un amplio sector profesional, joven y altamente cualificado; (5) atenta contra la UPR como una comunidad de intelectuales comprometida con el desarrollo y el futuro de la institución y del país en un contexto laboral justo; (6) socava la libertad de cátedra; (7) impide la formación integral de los y las estudiantes, al limitar su acceso a una oferta académica diversa y de calidad; (8) institucionaliza el modelo neoliberal de educación superior.


POR TANTO: En el contexto de nuestra defensa de la UPR como el proyecto público de educación superior más importante de la sociedad puertorriqueña, exigimos como medida imprescindible y prioritaria que la institución cese la simultánea práctica de congelación de plazas regulares y contrataciones temporeras.


POR TANTO: Reclamamos que, ante el panorama de crisis financiera que fuerzas externas han impuesto a la UPR, la institución no contemple sobrecargar laboralmente las ya existentes posiciones con plaza regular, pues ello tendría efectos nefastos, equivalentes a varios de los ya señalados, y volvería las plazas regulares una forma más de trabajo precarizado.


POR TANTO: Exigimos que se abran convocatorias para plazas regulares, según la necesidad demostrada de cada dependencia, con miras a garantizar la calidad de enseñanza académica y la justicia laboral en el sistema UPR. Al abrir plazas regulares, deben considerarse, en igualdad de condiciones, los y las docentes actualmente laborando sin plaza en la UPR, reconociendo así el valor de su aportación y compromiso con la institución y el país.

Moción
La Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, convocada por organizaciones docentes del sistema y reunida el 5 de mayo de 2017 Repudiamos enérgicamente las acciones de la Rectora de Utuado, Raquel Vargas por ser la única del sistema que ha criminalizado la protesta utilizando la policía, negándose al dialogo y tomando represalias contra estudiantes instando un pleito judicial en su contra. Todo ello es una crasa violación a la política institucional de sana convivencia y no confrontación. Condenamos su comportamiento y exigimos su renuncia inmediata.

Moción 
La Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, convocada por organizaciones docentes del sistema y reunida el 5 de mayo de 2017 repudiamos LAS
ACCIONES Y EXIGImos LA RENUNCIA IMMEDIATA DE LOS REPRENTANTES
CLAUSTRALES ANTE LA JUNTA UNIVERSITARIA Y ante LA JUNTA DE GOBIERNO
QUE PROPUSIERON O VOTARON A FAVOR DE UN PLAN FISCAL QUE INCLUYE RECORTES DE 241 MILLoNES POR SER ESTAS ACCIONES CONTRARIAS AL RECHAZO A LOS RECORTES EXPRESADOS EN ESTA ASAMBLEA.

Moción
La Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, convocada por organizaciones docentes del sistema y reunida el 5 de mayo de 2017 Exige la publicación de los informes de divulgación financiera de todos los miembros de la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico. Y que además, que se publique una declaración jurada de cada miembro de la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico donde declare que no posee conflicto u exposición a fondos de inversion compuestos por bonos del gobierno de que se verían afectados por la aprobación del plan fiscal de la UPR o del Gobierno.


Resolución:


POR CUANTO: la comunidad universitaria no tuvo participación en el plan de reestructuración administrativa y académica propuesto por la presidencia.


POR CUANTO: cada una de las unidades atiende una población con características geográficas y socioeconómicas particulares que inciden en el proceso de admisión, acceso y éxito académico de los estudiantes.


POR CUANTO: las unidades han demostrado su contribución a las regiones a las que sirven a través de sus programas académicos y servicios, y en la formación de personal competentes para el desarrollo del país.


POR CUANTO: existe evidencia contundente de que el sistema UPR aporta significativamente a la sociedad puertorriqueña en el plano económico, social y cultural.


POR TANTO: expresamos nuestra firme oposición al plan de reestructuración académica y administrativa que contempla la fusión o desaparición de unidades.

POR TANTO: exigimos que cualquier plan de reestructuración surja del análisis y discusión de la comunidad universitaria.


POR TANTO: solicitamos que el claustro de las unidades señaladas como epicentros (UPRRío Piedras, UPR-Cayey, UPR-Mayagüez) expresen su respaldo al mantenimiento y fortalecimiento de los programas académicos de todas las unidades que han servido y sirven a las distintas regiones geográficas en Puerto Rico de manera exitosa.

Moción
La Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, convocada por organizaciones docentes del sistema y reunida el 5 de mayo de 2017 EXIJE que se audite la deuda de la Universidad de Puerto Rico, específicamente a lo relacionado con las deudas por cobrar del Gobierno de Puerto Rico, los planes médicos y otras corporaciones y entidades públicas y privadas y que simultáneamente se incluya a la Universidad como acreedor del gobierno bajo el Título III de PROMESA.

 

Resolución:


POR CUANTO: El plan fiscal certificado por la Junta de Control Fiscal en su página 19, indica que el gobierno debe reducir los subsidios a la UPR, a los municipios y al sector privado, pero le asigna la mayor parte de esa reducción (53% del total*) a la UPR y deja sin precisar cuánto se le reducirá al sector privado.


POR CUANTO: Investigaciones realizadas por el Dr. Ramón Cao y otros economistas reconocidos señalan que hay cientos de millones de dólares en incentivos contributivos inservibles al sector privado que no generan los beneficios esperados, mientras otras investigaciones indican que el subsidio a la UPR genera un alto rendimiento para el País.


POR CUANTO: Incluso la ley PROMESA exige en su página 70 un inventario de subsidios al sector privado que no se ha hecho.

POR CUANTO: Los docentes reunidos en asamblea hoy 5 de mayo de 2017 le exigimos al gobierno que enmiende el plan fiscal para que la reducción en subsidios que va al sector privado sea mayor que la reducción en subsidios a la UPR y que con esta reducción al sector privado el gobierno se retracte de implementar los recortes desproporcionados e injustificados que se proyectan hacerle a la UPR. No se puede subsidiar inefectivamente la empresa privada mientras se recorta despiadadamente la universidad del pueblo. Rechazamos recortes presupuestarios que respondan a intereses ajenos no justificados y que atenten contra la visión, misión, autonomía y acreditación de la UPR.

 

RESOLUCIÓN SOBRE LA AUDITORÍA DE LA DEUDA Y TRANSPARENCIA DEL GOBIERNO AL PROVEER DOCUMENTOS E INFORMACIÓN SOBRE LA DEUDA


Tomando en cuenta que la deuda pública que el gobierno de Puerto Rico ha acatado bajo el mandato de PROMESA es de cuestionable legitimidad, los y las docentes del sistema UPR reunidas en Asamblea hoy 5 de mayo de 2017 exigimos que la institución constituya una Comisión para la auditoría de la deuda nacional que colabore estrechamente con el Frente Ciudadano para la Auditoría de la Deuda. Para el proceso de la auditoría, requerimos que:


se declare una moratoria en el pago de la deuda hasta que la misma sea auditada;
el gobierno de Puerto Rico actúe con transparencia y haga públicos al país y a la Comisión los documentos y los informes necesarios para determinar qué porción de la deuda es legal;


se facilite a los y las docentes de la UPR comprometidas con la auditoría ciudadana de la deuda que donen su bono de navidad a la Comisión para contribuir con los costos relacionados con la referida auditoría, y además,


los docentes de la UPR nos comprometemos a apoyar con nuestro tiempo, gestiones de recaudación y/o apoyo profesional los esfuerzos del Frente Ciudadano por la Auditoría de la Deuda para llevar a cabo una auditoría de la deuda pública de Puerto Rico. Con este apoyo, la UPR se solidariza con el reclamo amplio de la sociedad puertorriqueña de auditar la deuda, y contribuye a evitar que se repitan en el futuro errores cometidos por pasados gobiernos. Específicamente, nos comprometemos a recaudar, con carácter urgente, fondos para contribuir a pagar la auditoría de la deuda pública mediante diversos mecanismos de recaudación y micro-financiación colectiva (“crowdfunding”), en apoyo a los esfuerzos que actualmente realiza el Frente Ciudadano para alcanzar la cifra de $2 millones en recaudos para la auditoría.

Resolución en defensa de la UPR y demás servicios esenciales de Puerto Rico


POR CUANTO: Desde el año académico 2014-2015, la UPR ha venido operando adecuadamente con un presupuesto reducido, impuesto por la Ley Núm. 66 del 17 de junio de 2014 – Ley Especial de Sostenibilidad Fiscal y Operacional del Gobierno del ELA de Puerto Rico.


POR CUANTO: Desde el año 1966 hasta el año 2014, la UPR operó adecuadamente con el presupuesto de la “Fórmula del 9.6%” que dispone la Ley Núm. 1 del 20 de enero de 1966 – Ley de la Universidad de Puerto Rico.


POR CUANTO: La UPR siempre ha sido capaz de pagar su deuda contando con sus ingresos propios, según demuestran los presupuestos aprobados por la Junta de Gobierno de la UPR.


POR CUANTO: El servicio a la deuda (pago de la deuda) de la UPR es del orden del 4% de su presupuesto total, lo cual implica que la UPR no está en quiebra.


POR TANTO: La Asamblea Nacional del Claustro de la UPR, reunida el viernes, 5 de mayo de 2017 en el Coliseo Municipal Luis Raúl “Rolo” Colón de Cayey, Puerto Rico, resuelve:


Exigir a la Junta de Supervisión Fiscal y al Gobierno de Puerto Rico que mantengan a la UPR y todos sus activos fuera de toda negociación de quiebra del Gobierno del ELA de Puerto Rico.


Exigir a la Junta de Supervisión Fiscal y al Gobierno de Puerto Rico que no vendan, permuten ni utilicen los activos ni los bienes de la UPR para ninguna transacción de compensación a acreedores del Gobierno del ELA de Puerto Rico.


Exigir a la Junta de Supervisión Fiscal y al Gobierno de Puerto Rico que cualquier disposición de bienes o propiedades de la UPR sea previamente aprobada por la Junta de Gobierno de la UPR, que a su vez habrá recibido antes recomendación a esos efectos de la Junta Universitaria de la UPR, de la Junta Administrativa y del Senado Académico de la unidad de la UPR afectada.

 

Moción

La Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, convocada por organizaciones docentes del sistema y reunida el 5 de mayo de 2017 Exige que se constituya, de inmediato, una Comisión multisectorial para la transformación de la UPR, separada de la rama legislativa, con representación equitativa –a determinarse por cada sector– de todos los sectores universitarios de la UPR y de sectores diversos del país. La Comisión encaminará una auténtica, informada y justa Reforma Universitaria desde las y los universitarios y a partir de los mejores intereses ciudadanos y del bien común. La Comisión tendrá un plazo de un (1) año para:


establecer procesos de democracia participativa abiertos y transparentes para elaborar la Reforma Universitaria;


preparar un presupuesto sensible, acorde con la Reforma Universitaria elaborada; y
presentar formalmente la Reforma Universitaria a toda la comunidad universitaria y al país.

 

Moción
La Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, convocada por organizaciones docentes del sistema y reunida el 5 de mayo de 2017, reclamamos justicia laboral para los trabajadores y las trabajadoras de la Universidad de Puerto Rico y resolvemos lo siguiente:


Reclamar a la Presidencia y a la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico se comprometan con los siguientes reclamos docentes:


Reducir los puestos de confianza y de asesorías.


Eliminar puestos administrativos y consolidar funciones afines


Que el pago de asesorías y demás puestos de confianza no exceda la escala salarial de su sector docente o no docente.


No reducir el salario básico de los docentes con y sin plaza.


Eliminar todas las compensaciones por puestos administrativos y de coordinación. Docentes que asuman tareas administrativas y de coordinación se le continuará pagando en la escala salarial que le corresponde y se le ofrecerá una descarga académica de acuerdo con la responsabilidad administrativa asumida.


Los ahorros generados por las condensaciones administrativas y de coordinación eliminadas se resignarán en beneficio de la docencia asegurando la continuidad del empleo de docentes sin plaza; y otorgándoles beneficios, tales como plan médico, plan de retiro, días de enfermedad y de vacaciones pagos.


Presupuestar y pagar con prontitud al sistema de Retiro UPR las aportaciones patronales y las aportaciones individuales retenidas a las participantes, para asegurar que se protegen el plan de pensiones definidas del Sistema de Retiro de la Universidad de Puerto Rico en beneficio de sus empleados y empleadas.


Asegurar la continuidad en la cubierta del plan médico de los y las empleadas de la Universidad de Puerto Rico y extender la misma a docentes sin plaza.


Garantizar los empleos actuales de docentes con y sin plaza de forma tal que se asegure la continuidad en la oferta académica, el servicio y la investigación al servicio del país.
Reponer uno a uno las plazas de quienes dejan el sistema.

 

Resolución sobre la situación de lxs docentes sin plaza en el Sistema UPR, en la Escuela de Artes Plásticas y en el Conservatorio de Música de Puerto Rico:


POR CUANTO, lxs docentes sin plaza pronto representarán más de la mitad de la población docente del Sistema UPR y ya representan una mayor proporción en la Escuela de Artes Plásticas y el Conservatorio de Música de Puerto Rico;


POR CUANTO, lxs docentes sin plaza contratadas a tiempo parcial subsisten bajo condiciones de precariedad laboral extrema, cobrando salarios de hambre y viéndose obligadas a laborar simultáneamente en varias otras instituciones públicas y privadas, lo cual afecta violentamente tanto la calidad de su trabajo como su calidad de vida;


POR CUANTO, un alto porcentaje de docentes sin plaza del Sistema UPR, de la Escuela de Artes Plásticas y del Conservatorio de Música de Puerto Rico han subsistido en estas condiciones precarias durante años y en algunos casos décadas, sin que una tras otra administración inicie esfuerzos o demuestre interés en atender y remediar esta situación;


POR CUANTO, tales condiciones propician jerarquías, prácticas y actitudes de segregación entre docentes, que generan desconfianza, falta de solidaridad, y otras tendencias anti-universitarias.


POR CUANTO, lxs docentes sin plaza son el sector más afectado de la comunidad universitaria ante cualquier disminución adicional al presupuesto de la UPR, de la Escuela de Artes Plásticas y del Conservatorio de Música de Puerto Rico;


POR CUANTO lxs docentes sin plaza han demostrado consecuentemente su compromiso con proveer una educación de excelencia, con la producción de conocimiento mediante la investigación y la creación y con la formación de generaciones de pensadores y profesionales;


POR CUANTO, ni las políticas de austeridad representadas por los recortes de la Junta de Control Fiscal, ni la tendencia creciente a la super explotación del trabajo por contrato en las universidades públicas y privadas son un fenómeno natural, inevitable, ni exclusivo a Puerto Rico, sino parte de una ofensiva política neoliberal a nivel mundial que podemos y debemos resistir;


POR CUANTO, somos conscientes de los logros en defensa de los derechos que han alcanzado lxs docentes sin plaza en diferentes instancias en los Estados Unidos y en todo el mundo, incluyendo la adopción de Cartas de Derechos del Profesorado Adjunto, mediante acciones concertadas y organizadas;


POR TANTO: expresamos nuestro compromiso con visibilizar y luchar por mejorar las condiciones de trabajo y de vida de lxs docentes sin plaza, y defender la educación superior pública accesible y de excelencia en la UPR en la Escuela de Artes Plásticas y en el Conservatorio de Música de Puerto Rico;


POR TANTO: reconocemos y apoyamos los esfuerzos de autoorganización y autoconvocatoria de lxs docentes sin plaza del Sistema UPR, de la Escuela de Artes Plásticas y del Conservatorio de Música de Puerto Rico e invitamos a que continúen gestándose espacios de conversación, participación y movilización en todos los recintos y unidades de las instituciones públicas de educación superior del país;

POR TANTO: llamamos a la creación de una Coordinadora Nacional de Docentes Sin Plaza, en la cual estén representadxs docentes sin plaza de todas las instituciones públicas de educación superior del país.

POR TANTO: nos hacemos eco de las peticiones que han sido sometidas a la administración de varios recintos de la UPR por los docentes sin plaza con respecto a la actual situación que atraviesa la universidad y el país;


POR TANTO: exigimos que una vez pasada la fecha de término de los contratos actualmente vigentes en el Sistema UPR, se otorguen contratos nuevos por la duración calendarizada de las horas contacto restantes, para que éstas sean remuneradas según la razón originalmente pactada;

 

POR TANTO: exigimos que se establezca como política institucional que las contrataciones de personal docente responderán estrictamente a los criterios reglamentarios de evaluación institucional, y en ningún caso a consideraciones discriminatorias, arbitrarias o caprichosas;


POR TANTO: exigimos que se establezca como política institucional no asignar más de 12 créditos a ningún docente, que al suplir la demanda académica se agote primero la posibilidad de otorgar contratos a tiempo completo a docentes ya contratados por orden de antigüedad, y que sólo entonces se otorguen a contratos a tiempo parcial para cubrir los créditos excedentes;


POR TANTO: exigimos que se respete la política institucional del principio de mérito y se reconozca la experiencia académica acumulada de lxs docentes sin plaza que laboran en los recintos para la otorgación de los rangos académicos correspondientes;


POR TANTO: exigimos que se establezca como política institucional la garantía de un trato equitativo, transparente y justo a lxs docentes sin plaza, reconociéndoles pleno derecho a ser informados por escrito de las razones en cualquier caso en que no se renueve un contrato;


POR TANTO: exigimos que se establezca como política institucional garantizar remedios administrativos imparciales, rápidos y justos para tramitar querellas y apelaciones a lxs docentes sin plaza.


POR TANTO: exigimos que se establezca como política institucional la creación de plazas docentes de nombramiento probatorio para aquellxs docentes que laboren por contrato a tarea completa durante 5 años, y que se les otorguen contratos a tarea completa a aquellxs docentes que laboren por contrato a tarea parcial durante 3 años.


POR TANTO: exigimos que a lxs docentes sin plaza se les conceda las mismas condiciones laborales y beneficios marginales equivalentes a los de lxs docentes con plaza.


POR TANTO: exigimos que se adopte como política institucional una Carta de Derechos de lxs Docentes Sin Plaza del Sistema de Educación Superior Público de Puerto Rico, que se incluya en toda contratación.


POR TANTO: reafirmamos nuestra oposición a los recortes propuestos por la Junta, nuestra exigencia de que se audite la deuda pública de Puerto Rico y nuestro compromiso con la defensa de la universidad pública junto con los demás sectores de la comunidad universitaria.
Aprobado así en la Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, reunida el 5 de mayo de 2017, en el Coliseo del Municipio de Cayey.


Resolución:
POR CUANTO: el Banco Popular de Puerto Rico actuó contrario al bienestar del país siendo un gran factor en causar la crisis económica que atravesamos:


POR CUANTO: El Banco Popular de Puerto Rico ganó bastas sumas de dinero en estas transacciones sin considerar el daño a la salud, la educación y la seguridad de hogar de los y las puertorriqueñas,


POR TANTO. La Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, convocada por organizaciones docentes del sistema y reunida el 5 de mayo de 2017 exige que la Universidad de Puerto Rico le retire su confianza y que la institución universitaria cancele sus cuentas, retire los fondos y todo activo de dicho banco. Además, esta Asamblea Nacional Docente exhorta las docentes del sistema de educación superior pública del país a retirar sus fondos del BPPR y que los depositen en cooperativas.


Moción
La Asamblea Nacional de Docentes de la Universidad de Puerto Rico, convocada por organizaciones, asociaciones y colectivos docentes del sistema y reunida el 5 de mayo de 2017 aprueba un voto de huelga condicionado a que el gobierno implemente los recortes a la Universidad de Puerto Rico y cuya implementación deberá ser ratificada en una nueva asamblea de docentes convocada por la Comisión Coordinadora de esta asamblea.

Resolución:
Por cuanto: Aún hay muchas inquietudes sobre la dirección de la huelga. Hasta el mejor escenario de lograr una negociación directa entre la comunidad universitaria y el JCF no deje de ser paradójico. Si entramos en un proceso de negociación no hay manera de hacer valer nuestros reclamos contando solo con la paralización universitaria. Es evidente que necesitamos el país. Por otro lado no podemos pretender apelar el apoyo del país si no incluyamos en la mesa sus reclamos y representantes.


Por cuanto: Necesitamos un mecanismo para canalizar nuestros reclamos con la del país. Debe ser un frente multisectorial de carácter nacional.


Por tanto: Debemos citar una asamblea nacional multisectorial del pueblo dentro el espacio de un mes. Como preludio podemos convocar una asamblea multisectorial nacional universitaria en las próximas dos semanas.

ANEJO
Las siguientes mociones, a saber dos (APPU) una (PARes) en papel y una digital (DEMos) se encuentra sometidas en mesa pero no están incluidas arriba toda vez que no encontré evidencia de su consideración o aprobación en ninguna de las anotaciones donde se registraba la discusión de mociones y los resultados de las votaciones.


Moción
Para que se solicite que se divulgue el presupuesto del gobierno de Puerto Rico para el 2017 de inmediato y sin dilación alguna.

Moción
Para que se ardite la deuda publica de Puerto Rico utilizando los dineros asignados al plebiscito del 11 de junio de 2017.


Moción
Sobre las intromisión político partidistas y las protestas durante las vistas públicas
[Alineado con la idea de que la reforma debe trabajarse desde la universidad, presento la siguiente moción:] Que durante las vistas públicas que llevará a cabo el senado de Puerto Rico en torno a la Resolución # 55 y la intención de formular una reforma universitaria desde la legislatura, los docentes de la Universidad de Puerto Rico llevemos a cabo manifestaciones de rechazo y protesta a este proceso en el Capitolio, por ser un craso ejemplo de la intromisión político-partidista en los asuntos de la universidad.

Moción
El cuerpo de docentes de las instituciones públicas aquí representadas condena que el pago a los bonistas se considere más importante que la educación pública de Puerto Rico y rechaza las imposiciones arbitrarias y desproporcionadas de los recortes millonarios a la Universidad de Puerto Rico, el Conservatorio de Música de Puerto Rico y la Escuela de Artes Plásticas.


Repudiamos la actitud sumisa que han adoptado administradores, legisladores y el ejecutivo ante los requerimientos de una Junta de Supervisión Fiscal que, de facto, ha desplazado las instituciones democráticas del País.


Asimismo, denunciamos la vulnerabilidad de una política pública que se centre en la austeridad como mecanismo para resolver la situación fiscal de Puerto Rico.


Por lo tanto:
Reiteramos que la Universidad de Puerto Rico es clave en la formulación y ejecución de un plan de desarrollo económico sostenible para Puerto Rico.


Exigimos que se identifique la deuda real de la UPR y los planes para su reestructuración.


Nos oponemos a los estilos de gobernanza jerárquica, a espaldas de la población y de la comunidad universitaria, que además son responsables de la situación actual.


Reclamamos que se garantice la plena participación de todos los sectores de nuestra comunidad universitaria en cualquier intento de reforma.


Reafirmamos que la UPR y todos los sectores que la componemos estamos dispuestos a insertarnos en cualquier plan de desarrollo económico para el país.


Requerimos de la Presidenta y la Junta de Gobierno se unan a la comunidad universitaria para asumir el rol protagónico que nos corresponde en la búsqueda de soluciones a la crisis que enfrentamos como País.
Continuaremos resistiendo de forma creativa y enérgica las políticas que amenazan los bienes públicos vitales para el presente y futuro de nuestro país.

Organizaciones docentes denuncian el uso de la fuerza

La Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), el colectivo de Profesorxs Autoconvocadxs en Resistencia Solidaria (PARES), el Colectivo de Docentes en Movimiento Solidario (DEMOS) y Profesores Transformándonos en Solidaridad Tornada en Acción (PROTESTAMOS) denunciaron  que se pretenda abrir los portones del Recinto de Río Piedras mediante la fuerza. Nuestras organizaciones, coincidimos en rechazar el uso de la violencia para tratar de resolver el conflicto universitario. La forma responsable y democrática de atender este asunto es mediante el diálogo.

Justo cuando el proceso de diálogo entre los distintos sectores de la comunidad universitaria está comenzando a rendir frutos corremos el riesgo de que el mismo sea interrumpido por una desacertada decisión del Tribunal. El pasado martes 9 de mayo, la APPU le pidió a la Presidenta Interina, Nivia Fernández, que solicite tiempo al Tribunal para dar espacio a que el conflicto universitario se resuelva como debe resolverse, mediante un acuerdo entre las partes. La Presidenta Interina de la UPR se ha negado a pedir este tiempo adicional al Tribunal.

La Comisión de Diálogo Institucional se ha reunido ya en varias ocasiones, y el diálogo ha avanzado. Hay que dar el espacio a que este diálogo madure. De hecho, varias de las demandas de los estudiantes ya se han considerado en la Comisión, y hay buen ambiente para llegar a acuerdos sobre otras de las demandas del sector estudiantil y de los sectores docentes y no docentes.

Si la policía entra al Recinto para acabar el proceso huelgario por la fuerza y la represión, tanto APPU como PARES, en el caso de Río Piedras, haremos un llamado a todos los docentes a no entrar a ofrecer clases y a defender la política de sana convivencia de la UPR. La misma posición asumirán DEMOS (Cayey) y PROTESTAMOS (RUM) en caso de que se produzca la entrada a sus recintos mediante el uso de la fuerza.

No entraremos a trabajar en un ambiente de violencia. Los reclamos de consenso entre los estudiantes y otros sectores de la comunidad universitaria  deben ser atendidos por el bien común de todos y todas en el país. 

APPU decreta movilización de 48 horas a iniciarse el miércoles 10 de mayo

APPU decreta movilización de 48 horas a iniciarse el miércoles 10 de mayo como recurso para evitar el uso de violencia contra estudiantes y comunidad universitaria del Recinto de Río Piedras 

La Asociación Puertorriqueña de Profesores (APPU) hace un llamado a iniciar una movilización de 48 horas en el Recinto de Rio Piedras comenzando el miércoles 10 de mayo en la madrugada a menos que la Rectora, la Presidenta Interina o la Junta de Gobierno se comprometan a defender la Política de Sana Convivencia y No Confrontación de la Universidad de Puerto Rico y a que bajo ningún concepto se haga uso de la violencia para forzar la reanudación de labores del Recinto de Río Piedras.

Las bases para un diálogo sostenido entre el sector estudiantil y la administración universitaria han avanzado y existe el ánimo de llegar a acuerdos que favorezcan una pronta apertura de los recintos en huelga. Ante este escenario, la APPU insiste en la necesidad de que este diálogo continúe sin la presión que provoca la orden del tribunal que establece el 11 de mayo como ultimátum para la apertura del Recinto.

La APPU ha solicitado a la Junta de Gobierno, a través de su vicepresidente Ing. Carlos del Río, a que someta un recurso de reconsideración de la decisión ante el Tribunal de Apelaciones, cuanto antes, preferiblemente este martes 9 de mayo. Este recurso debe solicitar tiempo adicional para darle oportunidad a que las iniciativas de diálogo comenzadas en la Comisión de Diálogo Institucional rindan fruto.

Entendíamos que hoy estaríamos anunciando un paso adelante, ya que nuestra petición contaba con el endoso y compromiso del Ing. del Río. Sin embargo, hace unos minutos nos han confirmado que los abogados de la administración universitaria han rechazado esta alternativa a pesar del interés de los representantes de la administración en la Comisión de Diálogo Institucional de presentar el recurso de extensión al Tribunal.

Reiteramos nuestro pedido de que bajo ninguna circunstancia debe usarse la violencia o la Policía contra los estudiantes y el movimiento estudiantil. Por lo que exhortamos a todos los sectores universitarios y del país a rechazar la ocupación policiaca del Recinto de Río Piedras y de cualquier otra unidad universitaria pública. La apertura de los portones debe ser el resultado de una solución negociada y no insistir en el escenario de confrontación para imponer la apertura del recinto desarticulando los esfuerzos de la Comisión de Diálogo. La APPU hace un llamado especial a todos los docentes y a la comunidad a iniciar una movilización como recurso para evitar el estallido de una confrontación directa entre el estudiantado y las fuerzas policiacas.

La movilización se extenderá por 48 horas comenzando el miércoles de madrugada si la administración universitaria incumple su función de proteger el proceso de diálogo en curso y la política de No Confrontación.

APPU sostiene dar paso a orden judicial es matar posibilidad de diálogo y promovería confrontación

(Entrevista) El presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios, José Rivera Caballero, responsabilizó a la Administración de la Universidad de Puerto Rico por “baño de sangre” que pueda ocurrir de usarse la fuerza para abrir los portones del Recinto de Río Piedras.

Escuche la entrevista AQUÍ

 

APPU Message in Solidarity with Chicago Workers

APPU Message in Solidarity with Chicago Workers, in particular to those in the Boricua Community, in celebration of International Workers Day in Chicago, Ill., USA.  

Monday, May 1st, 2017

We salute and extend our solidarity with workers in Chicago commemorating International Labor Day.

The Puerto Rican Association of University Professors (Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios, APPU) founded in 1961, is the largest organization of UPR faculty members in the public University system in Puerto Rico.  APPU is committed to defending the rights of professors as workers, and as human beings. 

APPU has declared a 24 hrs. work stoppage on May 1st to demonstrate in the streets, along with a multitude of labor, student and community organizations, our outrage at the austerity policies being imposed on workers and poor families in Puerto Rico by the colonial "Fiscal Oversight Board" which was created under the U.S. Law called PROMESA. 

The imposition of a Fiscal Oversight Board is only the latest indignity perpetrated by the U.S. government against Puerto Ricans. This is a time in Puerto Rico when even the most fundamental elements of democracy are being ignored: this Board was created by a Government for which we did not vote, and is composed of members whom we did not choose. This undemocratic Federal Board is demanding huge and widespread increases in taxes for working families, along with drastic reductions in essential public services such as education, health, and cuts in retired workers' pensions. 

In the case of the University of Puerto Rico, the colonial Board is demanding over $3 billion in cuts in the next 10 years, forcing the university administration to impose an enormous increase in tuition, reduce the operation and maintenance costs of its facilities, REDUCE the number of faculty and non-teaching employees on its payroll, and eliminate hard-won benefits in their contracts.  

The proposed cuts come on top of 10 years of disinvestment in public education.  In fact, since 2009 the University has lost over 900 faculty and non-teaching positions, totalling $312 million in cuts to salaries and benefits to workers.  Further cuts, as the Fiscal Oversight Board is requiring, would mean the end of the Puerto Rico's public higher education project. The UPR has served historically as an instrument that develops and stimulates critical thinking. From its heart, important proposals have been born that question our reality and that propose alternate futures for the development of our society.

The Fiscal Oversight Board wants to domesticate the UPR, making it serve only the momentary needs of the market and not the public good. It wants a university that will serve the toxic policies of a government that promotes its right-wing ideology. Puerto Rico needs a vibrant public university that continues to stimulate thinking, asks tough questions, and activates the imagination.  Such a public university is essential if we want real solutions to the crisis that we are going through as a country-- a crisis that affects us all, but workers more than anyone else.

We demand that the U.S. Congress assume its responsibility in Puerto Rico's fiscal crisis, and create the conditions necessary for its resolution.  We also demand an independent audit of the country´s debt and that any private individual, company or government official who benefited from the debt be brought to justice. Finally, we demand that education and health be exempt from any further budget cuts.

APPU will march to reaffirm the struggle to save public higher education, and the fight against the austerity policies being forced on workers in Puerto Rico.  To defend the right to affordable, high-quality public education is to defend the living conditions of working people against the accumulation of profits by companies and the rich.  This undemocratic colonial Board, has been imposed upon Puerto Ricans to bleed us dry, destroying the living conditions of workers to pay an unpayable and potentially illegal public debt.   

Workers in Chicago and in Puerto Rico are struggling against similar threats: unemployment, discrimination, the elimination of labor rights, layoffs, pension cuts, reduced access to education, health and other social services, poverty and racism.  These austerity policies are criminal, unjust, and in the end will result in more misery, inequality, and preventable and unnecessary pain, deaths and suffering for all.  

We ask your solidarity in fighting the Fiscal Oversight Board, Junta de Control Fiscal Federal, its austerity policies, and its attempt to destroy the most important social mobility project in the past 113 years in Puerto Rico:  the University of Puerto Rico.  Increasing the cost of a university education will only leave us with lower levels of education, thus increasing poverty and social inequity.

It is necessary to forge a common front of the entire university community, and Puerto Ricans on the island and in the diáspora to stop this neoliberal offensive and defend our right to live in a more just and egalitarian society.

¡¡Viva la solidaridad de las trabajadoras y los trabajadores!!

Recibe todas las noticias de la APPU

Contacto

  • Tel.: 787-758-8232  787- 764-0000 exts. 3008/5690

Síguenos en las redes sociales

Únete a la conversación. Envíanos tus comentarios.